sobre mí

Mi nombre es Juan Quirant y me dedico a la enseñanza desde 2010. En especial, a las habilidades para el aprendizaje funcional de idiomas; o sea, para aprender una lengua de manera fácil, útil y cómoda. 

 

Me comunico en varias lenguas, cuyo conocimiento he ido acumulando de experiencias laborales o académicas. Políglota, vamos, aunque esa palabra me suene a persona que come mucho.


¿Qué puedes esperar de mis clases y qué no?

Mi trabajo no es demostrarte cuánto he aprendido, sino cuánto puedes ser capaz de aprender tú. 

× No soy filólogo. Puedes preguntarme cómo se dice cantimplora en griego, pero es muy probable que no lo sepa.

✓ Sí soy profesor. Puedes pedirme cómo hacer para expresar lo que quieras cuando no tienes las palabras exactas.

 

 

 

Creo en la tecnología al servicio del aprendizaje, no del márketing. 

×  No cuento con la logística de un centro de estudios o una franquicia 

 

✓ Detrás de cada tarea que hagas, interactúas con una persona y no un programa informático.

 

Los milagros aún se me resisten. 

× Evito alumnos con proyectos que no son realistas, o sin una actitud que favorezca el aprendizaje.

✓ Muchos alumnos han conseguido grandes resultados y las sus opiniones dan fe de ello.

¿De dónde los conocimientos?

La mayor parte los he ido adquiriendo de manera autodidacta, exceptuando el inglés, que lleva el sello de la Escuela Oficial de Idiomas. A su vez, la práctica me la ha dado mi experiencia laboral, prácticamente toda de cara a un público extranjero.

 

Además, una de las claves más importantes es que nunca he detenido mi ritmo de vida para dedicarlo exclusivamente a los idiomas, sino que se han convertido en parte de ella. ¿Por qué leer o estudiar inglés, si puedes leer en inglés? ¿Por qué trabajar o estudiar francés, si puedes trabajar usando el francés?

¿De dónde las habilidades como profesor?

Por mi formación universitaria, me bauticé como profesor de Ciencias Sociales en un centro público de secundaria. Sin anestesia; vaya diferencia entre lo que piensas que es y lo que es en realidad. 

 

Con la crisis que todos conocemos y los recortes, trabajé en un centro privado de estudios, y a pesar de ser por lo general un trabajo precario (hubiera ganado más repartiendo pizzas), la recompensa fue aprender a llevar mi propia actividad y por ello estoy muy agradecido.

 

Actualmente ejerzo como:

  • Profesor en Tus Clases de Idiomas, que es mi trabajo principal
  • Profesor de Secundaria en la Enseñanza Pública de la C. Valenciana, donde vuelvo cada vez que me apetece cogerme mis cabreos particulares con los adolescentes que no quieren estudiar.  

 

Y este es Juan, el profe. Más detalles y cotilleos, ya entran dentro del precio de las clases.