idiomas

Habilidades plurilingües

La lengua aprendida es aquella que se vive.

 

Aprender las claves del aprendizaje rápido de idiomas y lanzarse a comunicar sin miedo, dejando que la práctica lo acabe perfeccionando. Esas son las habilidades plurilingües y de comunicación.

 

¿Tiene sentido para ti? Si es así, escoge tu idioma.

 


Cuéntame un poco más

Alrededor del 80% de los proyectos de idiomas se acaban abandonando, pareciéndose a muchos de esos propósitos de año nuevo que se acaban desiflando al poco tiempo. Además, esto ocurre en un momento en que, gracias a internet, hay infinitos recursos a nuestra disposición.

 

 

¿Por qué ocurre esto? Porque se sigue abordando el idioma como cualquier otra asignatura. De tal manera que se confía en la capacidad intelectual y de memorizar como motor del aprendizaje, pero aunque sin duda son necesarias, no son suficientes. La lengua es mucho más.

 

La lengua hunde sus raíces en lo más profundo de nuestro ser, por no hablar de la comunicación no verbal, y por tanto impregna todos y cada uno de nuestros rasgos; es racional, pero también emocional. Si alguna vez has visto el modelo de Jostein Gaarder sobre los Tipos de Inteligencias (es sólo un modelo, pero nos permite asimilar mejor la realidad) te darás cuenta que el aprendizaje de un idioma requiere de varias cualidades.

 

Imagen: braincode.in
Imagen: braincode.in

 

Lógico-matemática: Ortografía, gramática y sintaxis.

Naturalista: Para entender el marco cultural.

Kinestésica: Lenguaje no verbal.

Musical: Fonética

Interpersonal: Abrirse a comunicar.

Intrapersonal: Gestionar las barreras de aprendizaje.

Visual: Estructurar textos

Verbal y lingüística: Comunicar con lo que sabes.

 

De esta manera, aunque seas un superdotado en alguna de ellas, tienes otras carencias que te impiden mejorar. Es necesario cuidar de cada una de ellas. Por tanto, se puede decir que el aprendizaje de idiomas es el deporte 'mental' más completo.

 

Y una buenísima noticia que esto conlleva: es un crecimiento bidireccional. Significa que gracias a mejorar las capacidades, se mejora la lengua, y gracias a mejorar la lengua, se mejoran las capacidades.

¡Vamós allá! 

Bueno, espera. Cuéntame cómo enfocas la formación.

La línea de formación que sigue Tus Clases de Idiomas se basa en el desarrollo de habilidades comunes a todos los idiomas:

  • Habilidades Plurilingües: Son la clave para comprender el funcionamiento de la lengua. En definitiva, didáctica de la teoría.
  • Habilidades de Comunicación:  Se trata de enfocarte en las estructuras más importantes de la lengua, que te permiten comenzar a expresarte cuanto antes y comprender mejor los mensajes que recibes; o sea, rendir mucho con poco. Es la parte práctica.

  

¿Quién imparte la formación? Quien escribe, Juan. Tus Clases de Idiomas es mi proyecto profesional. Me comunico en los idiomas que ves en la web de manera bastante solvente.

 

¿Cuál es la mejor elección para aprender un idioma? Depende de tus necesidades. Opciones como un profesor nativo o un filólogo son magníficas opciones, pero cada una de ellas sirve a una necesidad concreta del alumno. Más abajo te dejo una comparativa. 

 

¿Cuando escoger el enfoque de habilidades plurilingües y de comunicación? Cuando aparecen retos que van más allá de la lengua en sí: dificultades de aprendizaje, timidez, falta de fluidez, etc.

 

¿Cómo son las clases? ¿Cómo eres tú?

 

¿Dónde son las clases? Pueden ser presenciales u online. Ambos métodos me permiten llegar al lugar donde me interesa trabajar y crear aprendizaje: tu potencial racional y emocional. 

Si mi manera de trabajar tiene sentido para ti, adelante.

O, con toda confianza... contacta, pide una sesión gratuita o deja tu sugerencia. Estaré encantado de escucharte.